Mexico 17 vs Brazil 0 [English & Spanish]

by
Filed under: Art Pranks

Mexico 17 vs Brazil 0
by Jorge Luis Marzo

In September 2004, Mexican artist Miguel Calderà³n secretly placed a TV set in a bar in Sao Paulo (Brazil). At a certain moment, an unannounced soccer match showed up in the screen. Mexico was playing against Brazil. Bar customers, who had no idea about the match, thought that somehow they missed the news. People started watching the match. Brazil lost 170.

01-425

It was all staged. Calderà³n had carefully re-edited various past games between both teams in order to create something completely impossible. The piece was shown as part of the Sao Paulo Art Biennal.

Espaà±ol
Septiembre de 2004. Un bar de Sao Paulo por la tarde. La gente, repartida entre las sillas y taburetes del local, hace lo que se hace en los bares: tomar algo, charlar, leer el perià³dico. Se enciende la tele y aparece la retransmisià³n de un partido de fàºtbol en el canal internacional de Televisa, un encuentro entre las selecciones de Brasil y México. Los clientes murmuran desconcertados porque nadie tiene noticia del partido "algo verdaderamente extraà±o en Brasil cuando juega la seleccià³n", mientras miran en balde las pà¡ginas deportivas y la programacià³n televisiva en los diarios. En todo caso, el partido comienza y todas las miradas se dirigen a la pantalla. Parece un torneo amistoso, pero incluso siendo asà­, es extraà±o que no se haya anunciado… en fin. El partido empieza mal para Brasil, que pronto encaja dos goles. Los minutos pasan y los astros brasileà±os no parecen tener el dà­a. Llegan el tercero y el cuarto… el quinto, el sexto de México. A la media parte, el resultado es de México 9, Brasil 0. El entrecejo de la gente està¡ angulado; qué partido mà¡s extraà±o, qué goleada, qué ridà­culo. Sin embargo, no hay lugar a dudas, México està¡ machacando. Tras la publicidad, comienza la segunda parte. Nada cambia: los goles mexicanos se suceden mientras los locutores de Televisa no esconden su regocijo por la paliza contra el pentacampeà³n del mundo. La gente en el bar ha optado finalmente por tomà¡rselo a guasa. El resultado final es de escà¡ndalo: México 17, Brasil 0.

¿Quién, en Brasil o México, habà­a soà±ado jamà¡s con semejante marcador? Nadie. Unos, porque saben que nadie les puede colar tal correctivo. Otros, porque saben que nunca lo podrà¡n hacer realidad. Ahà­ radica uno de los aspectos fundamentales de este hermoso video del artista mexicano Miguel Calderà³n; intentar introducirse en la proyeccià³n del “destino manifiesto” de ambos paà­ses. A través del fàºtbol, mediante una broma, pero con la mira puesta en algo mà¡s. Brasil siempre gana. México no. Como una vez seà±alà³ el escritor Gilberto Prado, “en el fàºtbol y en la vida diaria, al mexicano le gusta el ornamento y no la eficacia; gusta del exceso en vez de encarar directamente a porterà­a; eso nos ha costado que en los mundiales nunca hayamos llegado a una semifinal”. Por el contrario, el juego de Brasil, siempre florido, es al mismo tiempo eficaz y resolutivo, contrastando con la imagen que la mayorà­a de brasileà±os tienen a menudo sobre su propio paà­s. Con la abultada victoria de México, parecerà­a que, por fin, se deshacen las etiquetas de ganadores y perdedores.

La pieza fue presentada en el marco de la Bienal de la ciudad, pero el artista tenà­a claro que si querà­a infiltrarse en los sentimiento de los aficionados debà­a hacerlo de manera que no pareciera “arte”, porque, o bien, la gente hubiera pasado de la tele, o bien sà³lo habrà­an “reà­do la gracia”. La cuestià³n era “meterse”, durante unos minutos, en las pasiones inmediatas del pàºblico, hasta el momento en que, là³gicamente, sospecharan.