Joan Fontcuberta and the Sputnik [English & Spanish]

by
Filed under: Conspiracy Theories, Fact or Fiction?, Political Pranks

Joan Fontcuberta and the Sputnik
by Jorge Luis Marzo

02For this Project (1997), Fontcuberta fabricated a story about an evidence for a “Soyuz 2” mission involving cosmonaut Ivan Istochnikov. Soyuz 1, an actual Soviet space mission in 1967, had ended with the death of cosmonaut Vladimir Komarov when the spacecraft crashed on landing. In 1968, according to the fabricated story, “Istochnikov and his canine companion Kloka mysteriously vanished after leaving the [Soyuz 2] capsule for a routine space walk. When the Soyuz 3 arrived for a docking maneuver, it found only a vodka bottle containing a note, floating in orbit outside the empty, meteorite damaged ship.” To avoid embarrassment, Soviet officials deleted Istochnikov from official Soviet history; however, the “Sputnik Foundation” discovered Istochnikov’s “voice transcriptions, videos, original annotations, some of his personal effects, and photographs taken throughout his lifetime.” The exhibition of artifacts (e.g., photographs) related to “Soyuz 2” was shown in many countries, including Spain, France, Portugal, Italy, Mexico, Japan, and the United States. Among other reactions to the exhibition, a Russian ambassador “got extremely angry because [Fontcuberta] was insulting the glorious Russian past and threatened to present a diplomatic complaint.”

Several lines of evidence available since the first exhibition of “Sputnik” in 1997 in Madrid suggest that the story and artifacts form an elaborate hoax. Read more at Wikipedia.

Español
Cuando algo parece natural, como el suelo, se tiende a no interpretarlo, a no prestarle atención. Pero, un detalle extraño, una mirada más atenta de lo normal, una leve dislocación pueden hacer que el suelo devenga una realidad central, no una simple sombra por debajo de las cosas. Hace bastantes años, durante la lectura de un libro sobre la historia del Sputnik, que giraba en torno a la manipulación de los archivos soviéticos respecto a algunos de los fracasos espaciales, el que pergeña este texto se encontró ante una noticia que le despertó cierto recelo. Según el libro, perfectamente documentado, una nave de regreso de una de las misiones tripuladas de los años setenta aterrizó sin el cosmonauta a bordo. El gobierno destruyó todas las evidencias del escándalo de sus archivos. Todos los indicios señalaban que el tripulante había “abandonado” el cohete. Es más, había incluso dejado una nota que supuestamente reflejaba un trance onírico. En ella se leía: “Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión…”. Vaya, esa frase era demasiado familiar, ¿dónde la había oído antes? Finalmente lo recordé: “Blade Runner”. Todas las alarmas se dispararon. ¿Qué diablos tenía entre manos? Comencé a leer el libro de nuevo a la busca y captura del código que me permitiera descifrar el misterio. El cosmonauta se llamaba Ivan Istochnikov, y su retrato también me era muy cercano. “Istochnikov”, traducido al castellano, es “fuente cubierta”. ¡Bingo! Joan Fontcuberta. Cuando un día conocí en persona al fotógrafo le rendí mi más sincero tributo. Me había engañado por completo, infiltrándose en mi ciego entusiasmo por los temas espaciales, y confirmando la famosa máxima de Harry Houdini: “es en el entusiasmo en donde mejor se produce el engaño”.