Sólo La Verdad es Revolucionaria (Only the Truth is Revolutionary) [In Spanish]

by
Filed under: Media Pranks, Pranksters, The History of Pranks

Submitted by Mike Ibanez from ¡Zap! (Futura Ediciones, 1995) in Spanish.

But, first, a quick English summary:

In 1978, a pair of French nexialistas – third generation fantasy anarchist situationists – mounted a prank on the Spanish intellectual world. Planning to bring a manifesto of an old Italian anarchist in their luggage when visiting friends in Barcelona, and concerned that it might be questioned, they disguise it as a work of Sartre entitled “Jean Paul Sartre: My political testament”.

Source: photographie de Jacques Robert; Brosman, Jean-Paul SartreAct 1: They decide it will be great to take it to a left wing Spanish magazine called “El Viejo Topo” (the old stumbler). The magazine is surprised at the stated philosophy and tries to get in touch with Sartre or his publisher to verify. Unable to do so, they decide to publish it anyway, with a disclaimer that they are not sure Sartre would say these things.

Act 2: Two men show up at the magazine claiming to represent Sartre who, indeed, had not written the testament. They insist that the magazine has been hoaxed and must print a retraction. But — the two men are the same French guys who brought the story there in the first place…


El año 1978, un par de nexialistas franceses –anarquistas de fantasía, situacionistas de tercera generación- montaron un buen prank, un bromazo en el mundo intelectual español. Los dos nexialistas -les llamaremos Dupont & Dupont- venían a España para visitar Barcelona. En su equipaje llevan una soflama de un viejo anarquista italiano. La llevan, entre otro material, para enseñar a colegas de grupos anarcoides barceloneses. El anarquista de Catania, entre la broma y el afán de difusión, ha titulado su texto Jean Paul Sartre: Il mio testamento político. El folleto remite a una supuesta edición francesa en una editorial inexistente para evitar poblemas legales en Italia. En la estación de tren de Figueres, Dupont & Dupont hojean una publicación de la que tienen referencias: El Viejo Topo, revista de debate intelectual y político de la izquierda española: conciencia y compromiso. Compran un ejemplar y durante el trayecto en tren de Figueres a Barcelona se les ocurre una frivolité, una trastada…

PRIMER ACTO:
Dupont & Dupont llegan a Barcelona. Por medio de amigos hacen llegar anónimamente el panfleto atribuido a Sartre a la redacción de El Viejo Topo. Allí se sorprenden por el tono y por lo que Sartre dice ( “¿se nos ha vuelto -a su edad- un anarquista?”, piensan los de la revista). Llaman a Sartre desde la redacción. No está. Llaman a Les Temps Modernes, editora oficial de los trabajos sartreanos. Allí, dan por bueno el texto sin conocerlo puesto que ha sido editado. Y esa certificación a la ligera de Les Temps Modernes será, claro, la clave de todo embrollo.

Así, el testamento político se publica en El viejo Topo. La revista se cura en salud publicando junto a ese testamento de Sartre un escrito donde formulan sus dudas y sus reservas respecto al texto. FIN DEL PRIMER ACTO

SEGUNDO ACTO
Poco después de la publicación, se presentan en la redacción de El Viejo Topo dos franceses. Afirman ser enviados por el mismísimo Sartre, afirmando que la revista ha sido víctima de una estafa: Sartre nunca ha escrito ese texto, y piensa querellarse “en abstracto” por usurpación de firma. Los dos franceses explican que el filósofo ha publicado en Le Nouvel Observateur un escrito manifestando su desacuerdo con el texto. Los secretarios entregan asimismo una carta del propio Sartre por si El Viejo Topo tiene la amabilidad de publicarla como desmentido. Muy bien.
El artículo de Le Nouvel Observateur: ¡FALSO!
La carta de Sartre: ¡FALSA!
¿?

Esos dos supuestos secretarios del filósofo estrábico no son otros que… ¡DUPONT & DUPONT!, los dos nexialistas franceses, a los que sólo les faltaba ataviarse con grotescos bigotes de mejicano y pelucas afro. Y la pobre revista, tragando a lo loco. El mes de mayo El viejo Topo publica un desmentido basado en el FALSO desmentido de Le Nouvel Observateur. En junio de 1978 publican el comunicado -FALSO- de Sartre que le hicieron llegar ese par de cachondos mentales.

EPILOGO
El encabezamiento del comunicado apócrifo de Sartre ya era todo un guiño o una pedorreta: “SOLO LA VERDAD ES REVOLUCIONARIA”.

El texto que desencadenó todo el bromazo, el FALSO testamento político de Sartre aún hoy día se puede encontrar referenciado en la biblioteca del Circolo Carlo Vanza, en Locarno, Suiza.

ONLY THE TRUTH IS REVOLUTIONARY